lunes, 2 de enero de 2017

Warrior, lucha de hermanos.

Hoy vengo a hablaros de "Warrior", una película de 2011 que para mi demostró un buen nivel. Es una película con mucha intensidad, como la mayoría de películas de peleas y luchadores. Además tiene un trasfondo bastante interesante.

La película es especial, no hay un protagonista, sino que hay dos, Brendan y Tommy, dos hermanos separados hace muchos años. Brendan decidió hacer su propia vida con su mujer con la que tuvo dos hijas y es profesor de física de un instituto y Tommy se fue con su madre y cuando esta murió por enfermedad, Tommy se alistó en los marines. Ambos son hijos de un viejo veterano de Vietnam que destrozó su familia por sus problemas con la bebida.


Ambos logran acceder a un torneo que corta la respiración, los mejores entrenadores del mundo con sus mejores luchadores, y como no, un premio que no deja indiferente a nadie. Tommy es una persona solitaria, huraña, que accede a ser entrenado por su padre, Tommy es realmente un tipo muy duro. Brendan es una persona mucho más abierta y que tiene la necesidad de ganar el torneo por problemas económicos.


Y como no... Ambos llegan a la final, se enfrentan dos estilos muy diferentes, Tommy llega hasta la final ganando los combates en menos de 20 segundos, Brendan lucha cada combate hasta el final, sufriendo, ganando gracias a la resistencia y a unas llaves muy técnicas y estudiadas.

La película comienza con muchos momentos de drama, muy emotivos, y poco a poco esos momentos de drama se van convirtiendo en momentos de golpes y lucha, pero la emotividad no se acaba nunca. 

La última escena marca toda la película, un padre que había destrozado su familia contemplando a sus dos hijos que no tenían relación, uno destrozado y el otro triunfante, Brendan ayudando a su hermano con el brazo roto, porque al fin y al cabo, la familia es la familia.


 Puntuación: 7,5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario